Santiago de Querétaro, Qro., México

©2018 VISIÓN EMPRESARIAL QUERÉTARO

Please reload

Recent Posts

115 Lugares para visitar en Querétaro

November 5, 2019

1/2
Please reload

Featured Posts

Privacidad: el impacto de la revolución digital en la vida privada

02.09.2018

 

Por: Lorena Meeser

Asociación Mexicana de Críticos de Teatro (AMCT)

Asociación Internacional de Críticos de Teatro (IATC)

 

Inspirada por el caso de Edward Snowden, “Privacidad” de James Graham, nos muestra las consecuencias de vivir la vida en línea donde todo lo que compartimos puede ser utilizado por gobiernos, empresas y corporaciones que vigilan nuestra información sin que estemos conscientes de esto.

 

Escrita por James Graham y Josie Rourke, se estrenó en Londres en 2014, posteriormente se presentó en Nueva York en 2016, con Daniel Radcliffe en el rol estelar. Actualmente se presenta en la ciudad de México protagonizada por Diego Luna y Luis Gerardo Méndez, quienes alternan funciones, junto con ocho actores en escena, en una magnífica producción multimedia dirigida por Francisco Franco, con una excelente adaptación de María René Prudencio y bajo la producción de Ocesa, Claudio Carrera y Tina Galindo.

 

Las actuaciones de los dos protagonistas cargan con un peso importante en la teatralidad que el espectáculo propone. Claramente delineados, los personajes nos transportan el mundo virtual de manera sorprendente. No sólo por las características de los actores, sino por su cuidadosa construcción.

 

Las formas de la experiencia estética, la suspensión de la incredulidad y la ficción mezclada con la tecnología crean un paisaje inédito de lo intangible y de las nuevas formas de inter actuar con el mundo virtual.

 

La puesta es absolutamente entretenida, divertida, tematiza nuestra relación con el mundo digital y como esta afecta las relaciones humanas.

 

Una inquietante e ingeniosa mirada a la falta de privacidad en la que estamos sumergidos en el mundo actual, debido al impacto de las redes sociales y el uso de los teléfonos móviles, es el eje de la obra que aborda el clúster del Internet.

 

La propuesta consiste en que los espectadores mantengan sus teléfonos celulares encendidos durante la función, se embarquen en una fascinante inmersión en línea y enfrenten una nueva realidad en la que todos estamos conectados. El público se vuelve protagonista en varias ocasiones, rompiendo la cuarta pared y teniendo comunicación directa con los actores.

 

La historia se cuenta a través de un escritor que interactúa con personajes del mundo digital entre los que se encuentran: la profesora del Tecnológico de Massachusetts Sherry Turkle (Reclamining Conversation. The power of talk in the digital age. Penguin Press, 2015) autora de investigaciones fundamentales para comprender el valor de la conversación interpersonal. También el profesor de la universidad de Virginia, Siva Vaidhyanthan (The googlization of everything and why we should worry. University of California Press, 2011) en donde vemos cómo es que en las búsquedas de Google accedamos a una versión del mundo reducida al algoritmo de lo que cada persona indexa y por otro lado, la popularidad de las búsquedas.

 

Daniel Solove, profesor de Derecho de la Universidad George Washington (Understanding Privacy. Harvard University Press, 2008), quien en su obra desarticula el falso dilema de los gobiernos en la actualidad: para tener seguridad, hay que ceder trozos de privacidad; la ecuación perfecta para abrir la puerta a la vigilancia gubernamental revelada por Snowden, el héroe de Graham y Rourke.

 

También se hacen referencias a la periodista y activista de derechos civiles, Ujala Seghal y a Clive Humby, el innovador matemático británico, a quien se le atribuye ser pionero en dimensionar el valor del Big data, como se denomina al volumen incuantificable de rastros digitales que vamos dejando en cada transacción digital y que el propio Humby, precursor de las nuevas formas de consumo, ha llamado el nuevo petróleo de la economía.

 

Ari Ezra Waldman is Associate Professor and the Director of the Innovation Center for Law and Technology at NYLS. He is the Founder and Director of the Institute for CyberSafety, which includes the first-of-its-kind law school pro bono clinic representing victims of online harassment.

 

Patricia Napier-Fitzpatrick, the founder and president of The Etiquette School of New York; Michal Kosinski is a computational social scientist and Associate Professor in Organisational Behavior, his research focuses on individual differences in behavior, preferences, and performance.

 

Toda esta erudición diserta, interroga e invita a repensar el valor de la presencia física de este solitario escritor, adicto a Internet, recién abandonado por su pareja e incapaz de mantener una conversación cara a cara sin ser presa de un ataque de ansiedad, prefiere enviar un mensaje en lugar de conversar, opta por comprar en Amazon antes que pararse en una tienda y prefiere textear a su expareja antes que encontrarlo en el mundo real, lo cual nos representa a todos. Y está conectada al contexto local.

 

La tecnología poco a poco adquiere el papel principal de la obra, a través de personajes que aparecen en escena e invitan a los espectadores a realizar diferentes tareas con sus celulares, y nos muestra una alegoría sobre la forma en que las aplicaciones y las redes sociales se han convertido en una extensión virtual y vital de nuestra naturaleza.

 

Cuando una propuesta es profundamente rica, siempre existen modos diversos de “entrar” en ella. Es innegable la existencia de una serie de elementos constitutivos de esta puesta en escena que tienen su correlato referencial

Privacidad es un análisis introspectivo de la exploración de la tecnología cotidiana de lo que una sociedad hiperconectada hace en las redes sociales, la forma en que convivimos a través de ellas, así como de lo mucho o poco que nos arriesgamos a compartir. La tecnología debe ser una herramienta para utilizarla y no para que seamos presas de ella y se rompa ese delgado hilo entre lo público y lo privado.

 

No nos imaginamos hasta dónde puede llegar la información que manejamos en nuestros teléfonos inteligentes y en las redes sociales, la cual es utilizada por Google, Facebook, Twitter, Apple, YouTube y un sinnúmero de empresas a través del comportamiento algorítmico que realizamos.

 

La forma en que utilizamos esta “vida virtual” puede ser un arma de dos filos si no sabemos usarla con responsabilidad y esta obra nos da una dosis de realismo. Cada click que damos es una transacción invisible que permite a las empresas de tecnología guardar nuestra información sumamente valiosa para después venderla a sus anunciantes y dinamizar la poderosa economía digital en base a la información que generamos.

 

La invasión a la privacidad se da en todo el mundo ya que la tecnología ha cambiado la comunicación y la forma en que pensamos, actualmente cargamos voluntariamente una gran cantidad de información con nosotros todos los días.

 

Lo más sorprendente es la forma en que muchos de nosotros, de forma casual y a menudo sin saberlo, transmitimos tanta información a organizaciones cuando estamos en línea o usando nuestros teléfonos celulares, revelamos inconscientemente nuestros pensamientos y sentimientos en Facebook, Twitter e Instagram y también publicamos selfies comprometedoras.

 

Un ejemplo muy sonado en nuestro país sobre este tema fue cuando “The New York Times” y organizaciones no gubernamentales denunciaron el aparato de vigilancia de México y el abuso de las tecnologías de espionaje digital usando el programa espía Pegasus en los celulares de periodistas, activistas y políticos de oposición: una coincidencia coyuntural.

 

El Grupo NSO, la firma israelí que produce el software, lo vendió a la administración del gobierno mexicano con la condición de que se usara únicamente contra terroristas y grupos criminales, y aunque el gobierno no ha confirmado el uso del software para vigilar a reporteros y activistas, expertos coinciden en señalar su responsabilidad.

 

Alejandro Calva, Ana Karina Guevara, Luis Miguel Lombana, Amanda Farah, Antón Araiza, María Penella, Antonio Vega y Bernardo Benítez completan el elenco.

 

En el equipo creativo participan Jorge Ballina (escenografía), Jorge Orozco (escenografía virtual), Violeta Rojas (vestuario), Víctor Zapatero (iluminación), Rodrigo Dávila (música original), Miguel Jiménez (audio), entre otros.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
https://www.linkedin.com/in/vision-empresarial-31b383b4/
Please reload

Follow Us