Las monarquías: espejismo, poder y control.




La monarquía más representativa actualmente es la del Reino Unido, en donde la mayor parte de los ciudadanos la apoya. Es una institución de élite, literalmente son “Absolut Rulers”, son una especie de celebridades de cuentos de hadas, en donde su felicidad es la felicidad de la gente.

¿Qué cambios habrá en el Reino Unido tras la muerte de la reina Isabel II?

que van desde su rostro en los sellos, las monedas del país y los pasaportes, para dar paso al ascenso de su hijo Carlos al trono. Las monedas, los sellos postales, algunas insignias militares y hasta el himno deberán cambiar tras la muerte de Isabel II, preparando una larga transición para la llegada del nuevo monarca Carlos III. Estos son algunos aspectos de la vida cotidiana británica que serán diferentes. Por primera vez este viernes se escuchó la nueva letra del himno nacional británico, que en su forma actual se remonta al siglo XVIII, cambiando de "God Save the Queen", Dios Salve a la Reina, a "God Save the King”, Dios salve al Rey.

Las monarquías encantan a la gente: ¿por cuánto tiempo seguirá ese encanto?

A la gente le encanta ver las ceremonias reales ya que tienen todos los símbolos reales con los que se fascinan: reyes ,coronas, tronos y palacios.


No pueden hacer leyes pero si discursos de apertura en el Parlamento, recibir monarcas y presidentes de todo el mundo y pararse en los balcones para saludar.

Al no tener poder político hacen cosas pero no toman decisiones que le afecten a los ciudadanos. Ser imparcial es clave para la monarquía moderna. Ofrecen una especie de continuidad reconfortante: ver a la misma familia desde siglos y la misma figura durante años. Los Habsburgo son una de las monarquías más antiguas de Europa con 600 años. Se casaron entre ellos para mantener el linaje. La monarquía japonesa es la más antigua del mundo 126 emperadores y el 127 se retiró de la vida pública. El poder y el dinero se heredan. Ésas reglas no cambian. Las monarquías reciben dinero del gobierno, la que más dinero recibe es la monarquía inglesa, más de 700 millones de dólares cada año.

El palacio de Buckingham recibe 15 millones de visitantes cada año y Versalles 10 millones, tomando en cuenta que Francia no ha tenido una familia real durante años.

El Castillo de Windsor es un palacio y residencia real situado en Windsor, en el condado de Berkshire.

La monarquía británica no solamente depende de los impuestos, tienen propiedades espectaculares compradas con fondos públicos como el castillo de Balmoral y el de Sandringham además tienen colecciones de arte y de joyas carísimas valuadas en alrededor de 221 millones de dólares, también invierten dinero en paraísos fiscales, se calcula que tienen alrededor de 10 millones de libras en Bermudas y por si fuera poco su fortuna es inescrutable.

Su fortuna viene de siglos atrás, ya que obligaban a sus súbditos a pagar impuestos a cambio de favores, tierras, protección o simplemente por nada. Su palabra era la ley y usaban el dinero para construir palacios, en Japón y Gran Bretaña siguen siendo sus residencias.

Tras la muerte de la reina se anunciará que pasará con sus propiedades.


También gastaban su dinero en guerras, mientras más lugares conquistaban, más riqueza podían obtener de las clases bajas para formar más conquistadores y tener más súbditos con una capa abajo de esta la esclavitud. En el siglo XV las potencias europeas empezaron a conquistar el mundo y casi todo el planeta estaba bajo el dominio real europeo. Esto inspiró a Japón a conquistar a sus vecinos y hacer su imperio. El imperio británico fue el más grande que el mundo haya visto. En 1655 invadieron Jamaica de 1660 a 1752 crearon la Real Compañía Africana que mandó esclavos América más que ninguna otra institución en la historia.

La Familia Real Británica tenía el monopolio de la trata de esclavos más grande del mundo, secuestraban gente y la mandaban del otro lado del mundo y vendían esclavos como mano de obra.

Colonialismo y esclavitud estaban en la ideología de conquista, tenían un pensamiento racista, ya que el tráfico de personas era una gran industria: traficaron cerca de 3 millones de personas enriqueciendo a miles.

De acuerdo a estimaciones el Reino Unido le debe a Jamaica 3 billones de dólares de indemnizaciones y el trabajo de esclavos y al Caribe 9.7 trillones hacia 11.9 trillones y a La India 44.6 trillones. La riqueza del Reino Unido fue impulsada por la esclavitud y la trata de esclavos terminó a principios de 1800, pero los imperios siguieron vigentes hasta el siglo siguiente. En el siglo XX con la Primera y la Segunda Guerra Mundial cayeron varias monarquías, Japón fue despojado de sus colonias pero el Reino Unido no. La monarquía tuvo que cambiar su comportamiento y su imagen pública para sobrevivir en la era de la democracia. Se quitaron sus trajes y salieron a las calles.

La familia Real Británica hizo una campaña de relaciones públicas y una estrategia de relaciones públicas muy bien pensada para convertir a la clase trabajadora en sus aliados. Con giras interminables se presentaban con los locales para el presentarles la idea de la mancomunidad ya que representaban las ideas de armonía unidad democracia e igualdad.

De las 63 colonias inglesas que se independizaron en el siglo XX casi la mitad eligió convertirse en territorios de la mancomunidad y 15 todavía los son como Canadá islas Salomón, Belice, Power Guinea, Tuvalú Australia, nueva Zelanda y ocho del Caribe. En pocas palabras la reina Isabel es su reina. El 6 de agosto de 1962 Jamaica se convirtió en un país independiente. Teóricamente la reina es dueña de todo el terreno público de Jamaica y la capital tiene una estatua de la Reina Victoria. Estos son aspectos que inconscientemente percibe la gente y piensa que el tener a la reina como Jefa de Estado es un claro ejemplo de esclavitud mental. La monarquía ha convertido la idea de familia en un negocio muy exitoso basado en las emociones. La gente se identifica con una familia común, ya que celebran las bodas reales, los nacimientos, los funerales y los convierten en eventos reales nacionales y globales. Se estima que la boda de los príncipes Diana y Carlos, fue vista por casi la cuarta parte de la población mundial. La monarquía inglesa es la familia con tele realidad que más tiempo lleva en la pantalla. La realeza usa los medios para tener más popularidad Y la gente se lo cree, toda esta atención mediática viene con mucho poder y la princesa Diana lo manejó magistralmente presentándose como humanitaria. El desafío de las monarquías en el siglo XX es como mantener su mística y su aura. La gente quiere la magia de las monarquías.


¿Qué es una monarquía?

La palabra monarquía proviene del griego: monos (“uno solo”) y arkhein (“mandar”, “gobernar”).

Es una forma de gobierno en la cual el poder político recae sobre una sola persona, que ostenta el título de rey o de reina (del latín rex) y se desempeña como Jefe de Estado; el cargo de rey es vitalicio, hereditario y se ejerce hasta la muerte, se transmite de padres a hijos, y en caso de de que no los haya, a los familiares más próximos. Reinan con un poder incuestionable.

En las versiones actuales de la monarquía los reyes coexisten con un aparato democrático por lo que su poder tiene un límite, en muchos países no tienen poder político solamente son un símbolo.

Dependiendo del grado de poder que posea el monarca y de la existencia de otras instituciones políticas en el Estado, podemos diferenciar entre los siguientes tipos de monarquías:

  • Monarquía absoluta. En la monarquía absoluta el poder está en su totalidad en manos del monarca, sin que exista ningún tipo de división de poderes. El rey ejerce su voluntad de manera indiscutible (su voluntad es la ley), a menudo vinculada con aspectos divinos o religiosos.

  • Monarquía constitucional. En los casos en que el poder monárquico absoluto es más difícil de sostener, muchos reyes transigen con la existencia de otros poderes políticos, cediendo voluntariamente una parte del poder real para permitir la existencia de instituciones. En ese caso, la soberanía nacional pasa del rey al pueblo mismo, y aunque el monarca sigue siendo el jefe de Estado, debe hacerlo dentro de los límites de lo establecido en la Constitución nacional.

  • Monarquía parlamentaria. Un caso similar al anterior, en el que el poder real está limitado por instituciones, en este caso democráticas, como es un parlamento nacional. Así, aunque el monarca sigue siendo una autoridad vitalicia dentro del Estado, con poderes concretos (como nombrar al presidente o ejercer funciones diplomáticas), la jefatura del gobierno reside en un Primer Ministro designado por el legislativo, y de esta forma el rey “reina, pero no gobierna”. Cualquier decisión real debe ser avalada por el parlamento, y la vida bajo este régimen se ajusta a los preceptos de la separación de poderes y la democracia.

  • Monarquía híbrida. En esta última categoría entran los regímenes intermedios entre la monarquía absoluta y la constitucional, en los que el rey cede algunas de sus funciones y poderes a un gobierno relativamente autónomo, pero sin perder por ello su influencia dentro del Estado. Es común en los principados o formas irregulares de la monarquía.

En la mayoría de las monarquías contemporáneas, el rey o la reina cumplen funciones más bien representativas y el ejercicio de la jefatura de gobierno recae sobre Primeros Ministros o Presidentes electos conforme a la voluntad popular.

Durante muchos años gran parte del mundo estuvo gobernado por reinas y reyes que decían que su poder venía de Dios. En el siglo XVII las ideas expandieron a las masas: todos nacemos iguales y la gente puede escoger quien los gobierna y el mundo cambió

Las primeras monarquías de la historia surgieron después de que el hombre adoptó la vida sedentaria en el periodo neolítico, gracias a la invención de la agricultura. Los primeros reinados de los que se tiene registro provienen de las culturas sumeria y egipcia, alrededor del año 3.000 a. C. Consistían en gobiernos religiosos, en los que la figura del rey podía ser al mismo tiempo dios, sacerdote o caudillo militar. Pero dependiendo del caso podía primar una de estas figuras sobre las demás, según las características propias de cada civilización.

De esa forma, a lo largo de la antigüedad, las monarquías proliferaron y pronto lucharon entre sí, convirtiendo a los ganadores en grandes imperios. El mayor de dichos imperios en Occidente fue el Imperio Romano.

La monarquía romana se estableció a partir de la antigua república en el año 27 a. C., y llegó a dominar todo el mar Mediterráneo y sus adyacencias en Europa, África y Medio Oriente, todo sometido a la voluntad de un único emperador. Esta monarquía fue determinante en la vida de Europa y de la región. Sus últimos restos (conocidos como el Imperio Bizantino) cayeron en el año 1453 d. C.

Sin embargo, a lo largo del mundo hubo muchas otras formas de monarquías imperiales, como los califatos islámicos, el imperio seléucida, el imperio aqueménida, el imperio japonés, el imperio mongol o las distintas dinastías chinas imperiales. Cada una de ellas estuvo dominada por un monarca de manera más o menos absoluta.

En la actualidad la monarquía en sus distintas formas es el sistema de gobierno de los siguientes países:

En Europa:

  • Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (gobernado por Carlos III)

  • Reino de Bélgica (gobernado por Felipe Leopoldo Luis María de Bélgica)

  • Reino de Dinamarca (gobernado por Margarita II)

  • Reino de España (gobernado por Felipe VI)

  • Reino de Noruega (gobernado por Harald V)

  • Reino de los Países Bajos (gobernado por Guillermo Alejandro)

  • Reino de Suecia (gobernado por Carlos XVI Gustavo)

  • Principado de Liechtenstein (gobernado por Juan Adán II de Liechtenstein)

  • Principado de Mónaco (gobernado por Alberto II de Mónaco)

  • Principado de Andorra (gobernado por los copríncipes Joan-Enric Vives y Emmanuel Macron)

  • Gran Ducado de Luxemburgo (gobernado por Enrique de Nassau-Weilburg y Borbón-Parma)

En Asia y Medio Oriente:

  • Reino de Arabia Saudita (gobernado por Salmán bin Abdulaziz)

  • Reino de Bahréin (gobernado por Hamad II)

  • Estado de Brunéi Darussalam (gobernado por Hassanal Bolkiah)

  • Reino de Bután (gobernado por Jigme Khesar Namgyel)

  • Reino de Camboya (gobernado por Nodorom Sihamoní)

  • Estado de Catar (gobernado por Tamim bin Hamad Al Zani)

  • Emiratos Árabes Unidos (gobernado por Mohamed bin Rashid Al Maktum en Dubái y Jalifa bin Zayed Al Nahayan en Abu Dabi)

  • Estado del Japón (gobernado por Naruhito Shinno)

  • Reino Hachemita de Jordania (gobernado por Abdalá II)

  • Estado de Kuwait (gobernado por Sabah IV)

  • Estado de Malasia (gobernado por Adbullah de Pahang)

  • Sultanato de Omán (gobernado por Haitham bin Tariq Al Said)

  • Reino de Tailandia (gobernado por Maha Vajiralongkorn)

En África:

  • Reino de Esuatini (gobernado por Mswati III)

  • Reino de Lesoto (gobernado por Letsie III)

  • Reino Alauita de Marruecos (gobernado por Mohamed VI)

En Oceanía:

  • Reino Independiente de Samoa (gobernado por Sualauvi II)

  • Reino de Tonga (gobernado por Tupou VI)

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square