top of page

Patricia Ávila: líder en comunicación organizacional.


En el marco del Día Internacional de la Mujer presentamos una entrevista con Patricia Ávila Luna, Maestra en Educación. Ex Directora del Instituto de Cultura del Municipio de Querétaro. Miembro del Centro de Excelencia de Gestión de Talento Global en Boston Scientific.


Durante los últimos 15 años se ha desempeñado en las áreas de capacitación, aprendizaje y desarrollo, desarrollo de liderazgo, comunicación organizacional, publicidad y relaciones públicas de diversas empresas y organizaciones. Apasionada por ED&I y el desarrollo cultural.


Desde 2005 colabora en proyectos de desarrollo social, gestión cultural y comunicación popular, medios alternativos de comunicación, participación ciudadana y articulación de redes con organizaciones sin fines de lucro. Ha utilizado el Diseño Centrado en las Personas para desarrollar proyectos con impacto.


* Solucionadora de problemas y pensadora creativa

* Mentalidad de gestión de proyectos

* Diseñadora de experiencias de aprendizaje

* Aprendiz ágil

* Orientada a la atención al cliente

* Siempre dispuesta a desarrollar a los demás.


¿Qué es ser mujer?

Esta es una pregunta difícil si nos centramos en el contexto actual en el que vivimos. Ser mujer puede ser todo y nada… un constructo social que determina ciertas características y expectativas ligadas a la cultura en la que se vive. Debería ser lo que cada persona que se identifique como mujer quiera, habrá tantas posibilidades como mujeres en el mundo. En mi caso creo que ser mujer es una búsqueda constante y creativa de ti misma, de tu identidad. Un compromiso, un reto, una lucha.


¿En qué basas tu éxito?

En las ganas constantes de seguir aprendiendo. Eso me permite tener un gusto particular por los retos, la creatividad y la innovación. Si me das un problema buscaré apasionadamente cómo resolverlo. Haré preguntas, investigaré, leeré, platicaré con quien tenga que platicar, imaginaré alternativas, experimentaré, haré equipo. Tuve grandes ejemplos de constancia, perseverancia y responsabilidad que dejaron huella y guían mis acciones.


¿Qué es para ti la tenacidad?

Seguir intentando.

Frente a las dificultades que tienen las mujeres para ocupar cargos públicos ¿Cuál sería el camino más viable para lograr superarlas?

Continuar educando a nuestros hijos en temas de equidad y cambiar la manera en la que nos relacionamos para poner el ejemplo. Sólo cuando las nuevas generaciones aprendan a verse como personas de igual valor y dignidad las estructuras sociales cambiarán.


¿Qué obstáculos has encontrado en tu camino?

Creo que las cargas culturales y sociales con las que creces en algún momento se convierten en creencias que limitan tu accionar. Me costó trabajo darme cuenta que necesito tener más confianza en lo que soy y en lo que sé. Que no tengo que demostrar a nadie mis capacidades ni debo pretender ser alguien que no soy para encajar en los moldes.


¿Qué cualidades se necesitan para triunfar?

Primero hay que tener claro tu propósito, qué quieres y buscas en la vida. Se necesita saber bien a dónde vas, de ello dependerá lo que hagas o dejes de hacer para llegar ahí. Ser humilde para reconocer que no sabemos todo y no somos infalibles, cometeremos errores. Equivocarse es la mejor manera de aprender y el signo de que estamos intentando, que estamos dispuestos a tomar riesgos. Saber que necesitas de los otros y que sin una comunidad (familia, equipo, institución, como quieran llamarle) será difícil avanzar.


¿Cómo definirías el rumbo a la excelencia?

Un constante ejercicio de autoconocimiento y reflexión que te permitan saber en qué debes continuar trabajando y aprendiendo.

¿Cómo ves la competencia entre mujeres dentro de tu ámbito?

Afortunadamente veo muchos más ejemplos de colaboración y solidaridad que de competencia. En el mundo actual las relaciones e interacciones son más maduras y con mejores intenciones que hace algunos años cuando las ideas de equidad, diversidad e inclusión a penas comenzaban. Creo que nos hemos dado cuenta de que no debemos seguir los patrones del patriarcado para crecer y prosperar; a todas nos puede ir bien. Creo que las mujeres de hoy sabemos que hay más valor en unir fuerzas y ayudarnos que en ganarle a las demás.


¿Cuál ha sido tu trayectoria como mujer en tu comunidad?

Me parece que he desempeñado muchos roles, hija, hermana, amiga, estudiante, profesionista, madre, consultora, voluntaria. En todos esos papeles he tenido que aprender a salirme de los estándares y no conformarme con lo que se espera del papel femenino en todos ellos. Me parece que todas aportamos algo, aunque sea pequeño en nuestra realidad inmediata y esas acciones impactan a las personas con las que convivimos. El colectivo se hace de todas esas pequeñas participaciones.


¿El triunfo y la soledad van de la mano?

Para nada, el triunfo sólo se logra en comunidad. Desde el momento que llegamos al mundo necesitamos de otros para sobrevivir. Nadie nunca ha llegado a ningún lado solo.

¿Qué es lo que da esencia y espíritu a tu trabajo como promotora cultural?

Me apasiona el tema cultural porque siento que es el elemento que nos identifica como especie humana. Desde la capacidad ancestral de nombrar cosas y comunicarnos hasta las más complejas formas artísticas de nuestros días, todo lo que somos y hacemos está determinado por la cultura y a su vez determina a la cultura. Es la manera más bella de entender lo que somos y nuestro devenir histórico. Todo es cultura y participar de su preservación, promoción, su creación y recreación me hace sentir parte de algo más grande que yo, de esa memoria colectiva que perdurará tras generaciones. La cultura nos ayuda a estrechar lazos y comprendernos mejor.


¿Por qué te fuiste de Querétaro?

Porque mi compañero quería regresar a su tierra natal y buscar nuevas oportunidades laborales en Yucatán.

Si pudieras escoger un momento histórico en el que hubieras podido desempeñar un rol semejante al que realizas hoy en día, ¿en que parte de la historia te ubicarías?

El Renacimiento, ese nuevo despertar de las artes y la cultura que explotó en infinitas formas de creatividad.


¿Qué libro te habría gustado escribir?

Una habitación propia de Virginia Woolf o El Aleph de Jorge Luis Borges.


¿Qué consejo le darías a una mujer que quiere llegar a donde tú has llegado?

Siempre cree en ti misma, en tus capacidades y tu potencial.


¿Cuál es el principal problema que enfrentan las mujeres?

La falta de seguridad, no tener la tranquilidad y seguridad absoluta de que llegarás bien a casa o que estarás a salvo en ella.

¿Cuál es la importancia de la mujer dentro de desarrollo económico local?

Las mujeres son un pilar importantísimo, son las principales proveedoras de cuidados primarios que permiten que el resto de los miembros de la sociedad puedan ser productivos. Las labores invisibilizadas de muchas de son el sostén de nuestro sistema a través del trabajo no remunerado. Muchas son muy productivas de las formas más diversas e ingeniosas. Una cantidad enorme de emprendedoras formales e informales trabajan para sostener familias monoperantales o complementar el ingreso familiar. Las muchas profesionistas, científicas e investigadoras de todos los campos aportan diariamente en sus áreas de conocimiento innovación y aportaciones relevantes y de gran impacto. Sus ingresos son utilizados para alimentar y fortalecer las economías locales de muy diferentes maneras.


¿Te consideras feminista?

Todas deberíamos ser feministas.


Metas a futuro.

Tener un retiro digno y salud suficiente para continuar disfrutando de la vida y ver a mis hijos crecer y construir las suyas.


Eres feliz cuando:

Cuando hago lo que me apasiona y tengo con quien compartirlo


No soportas:

La injusticia, la indiferencia y la gente que no se permite escuchar y conectar con los demás.


Valores fundamentales:

Amor, solidaridad, honestidad, lealtad


Admiras a las mujeres que:

Son auténticas y se mantienen fieles a sus ideales, aquellas que aman, que se saben humanas, que se apasionan y hacen lo que les toca.


Una mujer política:

Alexandra Ocasio-Cortez, Congresista de los Estados Unidos


Una creadora:

Mariana Grapain, artista textil oaxaqueña


Una máxima para vivir:

No te rindas que la vida es eso,

continuar el viaje,

perseguir tus sueños,

destrabar el tiempo,

correr los escombros y destapar el cielo.


Mario Benedetti

¿Cual ha sido el mejor capricho que te hayas dado hasta ahora?

Ser yo misma


¿El siglo XXI será el de las mujeres? ¿Por qué?

Ya está siendo el siglo de las mujeres porque la lucha sigue y las conciencias siguen despertando. El día que ya no tengamos que exigir que se respeten nuestros derechos por igual será el siglo de todas y todos.


Comments


Featured Posts
Recent Posts
Archive
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page