Cambios en el Reino Unido después de la muerte de Isabel II


Tras la muerte de la reina Isabel II, el trono pasó inmediatamente a su heredero, el rey Carlos III.

Reino Unido es una monarquía parlamentaria con instituciones sólidas que no pueden realizar su trabajo la una sin la otra. El rey es el jefe de Estado de Reino Unido. Sin embargo, los poderes del monarca son simbólicos y ceremoniales. Los reyes británicos se mantienen neutrales políticamente. El rey del Reino Unido reina, pero no gobierna. El gobierno lo ejerce el Parlamento del Reino Unido.

Como jefe de Estado, el rey Carlos III recibirá los documentos que lleguen hasta su oficina en una caja hecha con cuero rojo.

Los 14 primeros ministros con los que trabajó su madre, la reina Isabel II, desde que inició su reinado solían reunirse con ella los miércoles en el Palacio de Buckingham, en el centro de Londres, para mantenerla informada sobre asuntos gubernamentales. Se desconoce todavía si Carlos III mantendrá ese protocolo o si tendrá ajustes.

Estas reuniones son completamente privadas y no hay registro oficial de lo que se dice en ellas.

El rey tendrá varias funciones parlamentarias:

Reunirse con el gobierno: para iniciar y terminar los periodos de gobierno tras las elecciones. El monarca convoca al líder del partido ganador al Palacio de Buckingham, donde lo invita formalmente a formar un gobierno.

El rey también es el encargado de disolver formalmente el gobierno antes de unas elecciones generales.

Además, el rey marca el inicio del año parlamentario con una ceremonia de apertura en el que expone los planes del gobierno con un discurso pronunciado desde el trono en la Cámara de los Lores, la Cámara Alta del Parlamento británico.

Otra función del rey es aprobar formalmente las leyes que se votan en el Parlamento para que sean válidas. La última vez que un monarca rechazó aprobar una ley fue en 1708.

El rey debe además recibir a jefes de Estado de otros países y reunirse con embajadores y altos comisionados extranjeros en Reino Unido.

Cabeza de la Commonwealth

De igual forma, suele dirigir cada noviembre el Día del Recuerdo, también conocido como Día del Armisticio o Día de los Veteranos, una jornada en la que algunos países de la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth) recuerdan los sacrificios de los miembros de sus fuerzas armadas y civiles en tiempos de guerra.

El nuevo rey es también el nuevo jefe de la Commonwealth, una asociación de 56 países independientes y 2 mil 400 millones de personas.

El rey Carlos III también pasá a ser en el jefe de Estado de 14 países de la Commonwealth.

Sin embargo, desde que Barbados se convirtió en república en 2021, otros reinos de la Commonwealth en El Caribe han sugerido que podrían seguir sus pasos.

La imagen del rey Carlos III reemplazará a la de su madre en los nuevos sellos del Royal Mail, el servicio postal del país, y en los billetes del Banco de Inglaterra.

La Royal Mint (la Casa de Moneda que produce monedas para Reino Unido) no dice cómo ni cuándo comenzará a emitir monedas con la cara del rey Carlos III, pero es probable que las monedas de la reina permanezcan en circulación durante muchos años y que el proceso para reemplazarlas sea gradual.

La tradición dicta que la dirección en la que mira el monarca en las monedas debe alternarse para cada nuevo monarca.

Asimismo, el texto de los nuevos pasaportes británicos se actualizará para que diga HisMajesty (Su Majestad, en masculino).


Es poco probable que se eliminen los buzones de Royal Mail que llevan la cifra real de la reina Isabel, ER. Algunos con el cifrado GR del rey Jorge VI siguen en uso hoy, 70 años después.

Sello de aprobación real

Desde la salsa kétchup hasta los paquetes de cereales y perfumes, muchos productos llevan las armas reales junto con las palabras "By appointment to Her Majesty the Queen”.


El himno nacional también cambia con el nuevo rey: ahora incluye "God Save the King", en lugar de "God Save the Queen".


Se espera que el rey Carlos III y la reina consorte se muden al Palacio de Buckingham, en el corazón de Londres.

Anteriormente vivían entre la residencia londinense de Clarence House, cerca del Palacio de Buckingham, y en Highgrove House, en el oeste de Inglaterra.

El príncipe William y su esposa, la princesa Catherine, se mudaron recientemente desde el Palacio de Kensington, en el oeste de Londres, al Adelaide Cottage, en Windsor, en las afueras de la capital británica.

Según una encuesta realizada por YouGov a mediados de este año, durante las celebraciones del Jubileo de Platino de la reina, el 62% de los británicos piensa que el país debería seguir siendo una monarquía; sólo el 22% cree que el jefe de Estado debería ser elegido.

Dos encuestas de Ipsos Mori en 2021 arrojaron resultados muy similares: solo uno de cada cinco británicos encuestados creía que la abolición de la monarquía sería buena para Reino Unido.

Sin embargo, los resultados de YouGov sugirieron que hubo una disminución en la aprobación de la monarquía en la última década. La tasa de aprobación pasó del 75% en 2012 al 62% en 2022.

Si bien hubo un apoyo mayoritario a la monarquía entre los grupos de mayor edad, la encuesta arrojó datos diferentes entre los jóvenes.

En 2011, cuando YouGov comenzó a encuestar sobre el tema por primera vez, el 59% de los jóvenes de entre 18 y 24 años pensaba que la monarquía debería continuar, en comparación con el 33% en 2022.

Entre el patrimonio de la Corona se encuentran las siguientes propiedades:

· Palacio de Buckingham.

· Palacio de Kensington.

· Castillo de Windsor.

· Castillo de Balmoral.

· Clarence House.

· Sandringham.

· Frogmore house.

· Bagshot Park.

· Palacio de Holyrood.

Es probable que Carlos III sea el principal receptor de su herencia.


Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square