MUFO: El Museo del Futuro, experiencia inmersiva de arte contemporáneo.


Foto de IG de @ouchhh


MUFO (Museo del Futuro): espacio inmersivo dedicado al arte, diseño, creatividad y gastronomía.


MUFO es un nuevo museo en la CDMX en donde vivirás xperiencias inmersivas de arte contemporáneo a través de la interacción, la tecnología y las grandes pantallas para despertar tus cinco sentidos y ver el trabajo de artistas de diferentes partes del mundo.

Con instalaciones de diseño, NFTs y esculturas LED los expositores te llevan por diferentes espacios utilizando recursos digitales en un ambiente tridimensional en el cual percibes a través de estímulos sensoriales una serie de narrativas artísticas en una serie de espacios de arte experiencial.


Elementos como el sonido, imagen, videos, instalaciones y hasta los aromas generan una nueva manera de crear nuevas formas de arte y de ver una exposición.


Este museo forma parte del metaverso. Esto quiere decir que tiene entradas limitadas para interactúe gente en todo el mundo en simultáneo, mediante producción conocida como IRL (a.k.a. In Real Life).


El MUFO es para pasar un rato soñando despierto en un recorrido de 1 hora y se divide en salas conectadas por el jardín central de MUFO. Cuenta con las siguientes exposiciones:

Reflex: una instlación de arte interactivo multimedia creada por el artista mexicano Gil Castro en donde nos encontramos con una serie de monitores que representan espejos los cuales reflejan nuestro cuerpo en varias fases distintas representaciones digitales sobre la identidad humana desde nuestra dimensión corporal, anímica y espiritual.

Es un trayecto con espejos digitales que revelan los nueve cuerpos que componen el ser humano según la antroposofia, un homenaje al autorretrato impresionista y una reflexión sobre el impacto de las nuevas tecnologías en nuestra percepción. La pieza se inspira en la división de la entidad propuesta por Rodolfo Steiner, el autorretrato en la pintura impresionista, cubista, surrealista y la fascinación moderna por la selfies con base en el estudio de visión computacional, traqueando traqueado facial, dinámicas ópticas y gráficos en tiempo real.


En Reflex podemos apreciar autorretratos generados desde algoritmos interpretados como obras personalizadas de arte degenerativo en tiempo real y plantea una reflexión personal sobre la percepción del yo; una valoración hacia nuestra fascinación de la selfie, indagando y descubriendo sobre estas nueve dimensiones que aluden a todo lo que está más allá de lo que perciben nuestros sentidos. “Cada individuo es una especie de sí mismo”. Rodolfo Steiner.


Tundra: El día que dejamos el campo (2013) una instalación audiovisual inmersiva, específica para el sitio e inspirada en el entorno natural y su lugar en el paisaje de la ciudades modernas.

Es como un cuadro surrealista en movimiento donde el follaje baila rítmicamente con efectos sonoros y visuales formando una especie de naturaleza flotante dentro de un sueño creando conciencia desde simbolismos abierto proveniente de ver la naturaleza viva dentro de un paisaje urbano cerrado una sala de museo.


Foto de IG de @wearetundra


Esta disonante cohabitación evoca una larga lista de oposiciones binarias como sintético contra natural, real contra virtual, humano contra máquina y así sucesivamente. Los espectadores que experimentan la obra de arte no pueden evitar sentir que somos parte de ambos elementos en estas combinaciones.


Esta instalación combina la naturaleza con la tecnología, utilizando la fuerza de lo digital con el objetivo de reflexionar sobre nuestra sociedad situando al espectador en un estado alterado de umbral, entre el espacio de simulacro creado por las proyecciones envolventes y el espacio físico.


Foto de IG de @wearetundra

Tundra es un colectivo de arte multimedia, que se formó en 2013 en San Petersburgo, Rusia, donde se especializan en crear experiencias sensoriales donde interactúan luz, sonido, espacio y percepción humana. Sus instalaciones audiovisuales y performance que tiene diferentes tecnologías, tratan de transformar el entorno físico en un lienzo audiovisual, lo cual es la característica peculiar que tiene dicho colectivo.


Percepciones de Antoni Arola: por medio de una instalación lumínica, el catalán juega con dos espejos y luces para alterar o desfigurar la realidad.

El poeta de la luz, Antoni Arola ostenta una sólida trayectoria de exhibiciones de sus instalaciones efímeras. Esta propuesta museográfica fue concebida a partir de la constante investigación sobre la transformación del espacio a partir de la luz.


Foto de IG de @antonioarola_


Está basada en soluciones analógicas entrelazadas con matices tecnológicos y digitales. Un juego de imágenes que se superponen generadas con la ayuda de espejos. El propósito de la instalación es sugerir que el espectador se convierta en el actor principal y se sumerja en un entorno donde el movimiento y los reflejos cambian su percepción y crean un ambiente mágico, onírico, irreal. A partir de esta danza visual, Percepcions modifica la perspectiva a través de la luz, el color y la música generando un cambio de conciencia.

Es toda una experiencia de inmersión visual y espacial que pone en juego la percepción.


Poetic Ai del estudio OUCHHH: con sede en Estambul, en donde un espejo se hace presente dando continuidad a la sensación de espacio infinito, pero ahora desde el primer paso que se da al entrar en la sala.

Una pantalla 360º es la envolvente que dirige a los espectadores hacia el centro del espacio para tener una vista completa de las proyecciones generativas que simulan distintos elementos naturales, paisajes o geometrías que intentan adentrar al usuario experiencia.


Es en este espacio donde la mayoría de la gente se detiene por varios minutos, probablemente el sonido que predomina es el de las conversaciones y las personas que se toman fotografías.

Las proyecciones en las pantallas y el espejo del piso transforman la percepción, ya que da la sensación de estar flotando en la nada, en lo intangible o en algo que conoceremos en un futuro. La luz inunda el espacio la mayoría del tiempo durante el loop de proyecciones, solo algunos segundos se oscurece al apagar las pantallas y se distingue la luz proveniente de los accesos a la sala.

Foto de IG de @ouchhh

Concept Store (Can Can Press): la editorial-imprenta de risografía publica material único con novedades sobre artistas de vanguardia.

Jardín Central: espacio escultórico con piezas iluminadas, gastronomía y coctelería que conecta las cuatro salas


El Museo del Futuro se encuentra en el Antiguo Hotel Reforma (París y Reforma, colonia Tabacalera) con el propósito de ser un espacio de encuentro multimedia que integra experiencias en el arte inmersivo y digital. Además, pretende combinar modelos híbridos que integran el mundo virtual y el físico. En tanto que se define como un “museo accesible sin pretensiones”, según su director Mariano Montaño, su horario es de 11 a 21 horas.


Fotos de IG de @antonioarola_



Foto de IG de @ouchhh



MUFO

Antiguo Hotel Reforma

París 32, Col. Tabacalera

Alcaldía Cuauhtémoc, 06030

Ciudad de México, CDMX


Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square