El templo de Hathor en Dendera: el majestuoso hogar de la diosa egipcia del amor.

Templo de Hathor en Dendera.

Dendera es una ciudad situada 60 kilómetros al norte de Luxor, sobre la ribera occidental del Nilo. Allí se encuentra el templo de Hathor, una estructura tolemaica que guarda huellas datadas en las primeras dinastías y marcas que llegan hasta la era cristiana.

Entre otras cosas, este templo es famoso por poseer la sala del nacimiento más antigua conocida en Egipto. Estos lugares sagrados fueron en algún momento testigos de rituales cargados de una fuerte religiosidad y los mitos que guardan son hoy admirados por amantes de la egiptología de todo el mundo.

Al igual que el de Edfú representa un típico ejemplo de edificación del periodo ptolemaico. Se encuentra orientado hacia el Nilo, que fluye de este a oeste, por lo que su orientación real es al norte, pero para los egipcios representaba, de forma simbólica, el este hacia el que generalmente se orientan los templos, como dejaron escrito en las inscripciones que aparecen en él.

Hathor era una importante diosa del panteón del antiguo Egipto que encarnaba los principios de la alegría, el amor femenino y la maternidad, encontrándose el centro de su culto en Dendera, uno de los complejos de templos mejor conservados de todo Egipto. El Templo de Hathor es el mayor y más impresionante edificio de este complejo religioso, y es visualmente imponente por su grandiosa entrada, el gran detalle de sus grabados, sus jeroglíficos y sus techos decorados.

Dendera es un templo greco-romano al norte de Luxor, que presenta su famosa pintura de Cleopatra y Cesarión (hijo de Cleopatra y Julio César). Este templo es famoso por los signos del zodíaco dibujados en el techo.

Su nombre proviene de la palabra egipcia IUMIT TENTORE. El templo actual está edificado sobre uno muy antiguo de la Dinastía VI. Está dedicado a la diosa Hator llamada también "la dorada". Para ella los sacerdotes agitaban el sistro. Todos los años la diosa salía de su templo para visitar a su esposo Horus de Edfu. Los festejos duraban 15 días. Al final de la fiesta nacía su hijo Ihy, músico. En la entrada, hacia la izquierda, se puede observar una estatua del dios Bes, genio protector de la mujer embarazada y hacia la derecha el mammisi de Augusto, pudiéndose observar en los muros imágenes del nacimiento e infancia de Horus. Los ritos celebrados en él tenían como función legitimar el origen divino del faraón.

Es uno de los complejos egipcios mejor conservados, sobre todo su templo principal, gracias a que permaneció sepultado en arena y lodo hasta que lo desenterró el francés Auguste Mariette a mediados del siglo XIX.

El Templo de Hathor

El complejo del Templo de Dendera ocupa una extensión de 40.000 metros cuadrados y está rodeado por un gran muro de ladrillo. Dentro del recinto encontramos diversas estructuras, entre ellas el Templo del Nacimiento de Isis, un mammisi romano (atribuido al emperador Trajano o a Nerón), un sanatorium y un lago sagrado. Una de las razones de la fama del templo es un grabado en el que muchos creen ver una bombilla eléctrica. De todos modos, lo más impresionante de todo el conjunto es sin lugar a dudas el Templo de Hathor.

El Templo de Hathor fue construido en gran parte durante el período Ptolomaico Tardío, más concretamente durante los reinados de Ptolomeo XII y Cleopatra VII. Se realizaron adiciones posteriores en la época romana. A pesar de haber sido construido por una dinastía de faraones que no era nativa de Egipcio, se puede observar que el diseño del templo es similar al de otros templos egipcios clásicos con la excepción del frontal de la sala hipóstila, que según la inscripción que se puede leer en su entrada fue construido por orden del emperador Tiberio.

Devoción a los dioses

Al igual que los faraones egipcios nativos anteriores a ellos, los reyes ptolemaicos y romanos de Egipto también utilizaron el complejo del templo como propaganda y para demostrar su devoción por los dioses egipcios. De este modo, por ejemplo, en la sala hipóstila del Templo de Hathor hay una representación del emperador romano Nerón ofreciendo una maqueta del mammisi a la diosa. Esta imagen ha sido considerada una prueba de que Nerón fue responsable de la construcción de la ‘casa de nacimiento’ romana. Por otro lado, las inscripciones y decoraciones dedicadas a Trajano en la propia casa de nacimiento sugieren que fue este emperador quien dio orden de construirla.

Hay además en el complejo del Templo de Hathor escenas en las que aparecen los faraones ptolemaicos. Por ejemplo, grabado sobre la cara exterior de uno de los muros del templo encontramos un relieve de gran tamaño en el que aparecen Cleopatra VII y su hijo (que tuvo con Julio César) y faraón junto con ella, Ptolomeo XV, más conocido como Cesarión. Los dos reyes ptolemaicos están representados vestidos al estilo egipcio y en actitud de ofrecer sacrificios.

Las representaciones de Cleopatra VII presentes en los muros del templo son buenos ejemplos del arte del Egipto helenístico. Uno de ellos representa a Cleopatra y a su hijo, Cesarión, ubicado en la parte trasera del exterior del templo.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Santiago de Querétaro, Qro., México

©2018 VISIÓN EMPRESARIAL QUERÉTARO