Las principales pirámides del mundo

Las pirámides del mundo constituyen las estructuras más impresionantes e interesantes de la antigüedad. Estos fascinantes sólidos geométricos, de base cuadrada y de cuatro caras de triángulos equiláteros, existen en diversas partes del mundo, en distintos tamaños y con diferentes complejidades.

Las pirámides de Egipto: testimonio de una mentalidad religiosa

Las pirámides egipcias eran monumentos funerarios destinados a los faraones para crear una especie de puente para que el difunto ascendiese desde el mundo terrenal al divino; en un principio eran escalonadas, pero posteriormente evolucionaron a pirámides de caras lisas como las pirámides de Keops, Kefren y Micerino, esta triada que eran las tumbas de los faraones que pretendían alcanzar la inmortalidad con estos impresionantes monumentos, y en cierto modo lo consiguieron. La Gran Pirámide alberga la tumba de Keops.

Las pirámides de Egipto son, de todos los vestigios legados por los egipcios de la antigüedad, los más portentosos y emblemáticos reconocidos. Construidas como criptas reales para los faraones desde el año 2700 a.C, con bloques de piedra revestidos de caliza, eran a la vista, grandes construcciones de color blanco.

Pirámide escalonada de Zoser: la primera pirámide del mundo

El primer arquitecto del que se tiene registro en la historia es Imhotep, y fue el responsable de la construcción de la pirámide escalonada de Zoser. Se encuentra emplazada en el necrópolis de Saqqara, en Menfis. Formaba parte de un complejo constituido por un templo y otras edificaciones macizas, alrededor de las cuales se llevaban a cabo diversas celebraciones.

La pirámide escalonada de Zoser tuvo su origen en las primeras tumbas de los faraones, que se limitaban a estructuras subterráneas sobre las cuales se hacía edificar una mastaba o pirámide truncada de adobes. Con este modelo de referencia, Imhotep ideó un sistema más complejo, basado en superponer varias mastabas, de mayor a menor tamaño, para crear una monumental escalera ascendente.

Sudán, el país que concentra el mayor número de pirámides en el mundo

Entre los años 2.600 a.C y 300 d. C esta zona conocida como la antigua Nubia fue gobernada por los kushitas, quienes fueron tanto enemigos como amigos de los egipcios en distintas épocas y siguieron muchos de sus rituales, tales como enterrar a reyes y reinas en tumbas en pirámides.

Hay más de 250 pirámides a lo largo del Nilo en Sudán, erigidas entre los años 1070 y 350 a.C. y contaba con escalones muy empinados, un número mucho mayor que las encontradas en Egipto.

Las pirámides aztecas están construidas de manera escalonada, algo que los egipcios no hicieron, y por lo tanto las americanas son más parecidas a las mesopotámicas. Las pirámides aztecas, por el contrario, eran enormes templos donde se ejecutaban complejos rituales, ceremonias y sacrificios de adoración a diversas deidades como la Pirámide del Sol y de la Luna en Teotihuacán. En la cima de la pirámide se encuentra un templo dedicado a un dios, de los tantos que veneraban.

Tlatelolco

Fue el centro comercial más importante del México prehispánico. Entre los principales monumentos aztecas está el Templo Mayor, idéntico en medidas, orientación y arquitectura al Templo Mayor de Tenayuca y Tenochtitlan. Presenta cuatro cuerpos piramidales escalonados y superpuestos. En la parte superior se erguían los altares para adorar a cada deidad.

Cuicuilco

Es uno de los sitios arqueológicos más antiguos de México. Ubicado a pocos minutos de la Ciudad de México, en un parque ecológico, el sitio alberga una pirámide circular, parcialmente enterrada debido a una erupción volcánica. Como en el caso de Teotihuacán, sus orígenes se remontan al año 800 a. C. La erupción del cercano volcán Xitle arrasó la ciudad en el 200 a. C., pero fue reconstruida a partir del siglo XIII. Entre los principales monumentos aztecas están las ruinas de la Pirámide de Cuicuilco, ubicadas en el centro de la colina. Esta impresionante pirámide, que tiene 5 niveles y mide 18 metros de altura, fue utilizada para realizar ceremonias religiosas.

Malinalco

Es un pueblo mágico ubicado en el sur del Estado de México. Fue un lugar de gran importancia religiosa antes y después de la conquista española. Para llegar a la parte más alta del Cerro de los Ídolos, el centro de la zona arqueológica de Malinalco, hay que subir cerca de 400 escalones. Desde la cima se puede admirar el santuario donde se formaban los guerreros Águila y Jaguar de los Aztecas, y al mismo tiempo admirar la hermosa vista panorámica de este pequeño pueblo rodeado de montañas.

Pirámides de Xochicalco

Ubicadas en el municipio de Miacatlan en Morelos, a 38 km. de Cuernavaca, han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999. El nombre de Xochicalco proviene de la lengua náhuatl y significa ‘Lugar de la casa de las Flores’. En la a Plaza Central todavía se conserva la Gran Pirámide, con 20 altares redondos, y la Pirámide de la Serpiente Emplumada, con relieves en sus 4 lados. Hoy se puede visitar la residencia de los soberanos de esta antigua ciudad, conocida como la Acrópolis. También vale la pena conocer el Templo de las Estelas, donde los arqueólogos descubrieron unas lápidas relacionadas con Quetzalcóatl.

Las pirámides mayas, son construcciones escalonadas que generalmente conducen a un templo en la cima. Se utilizaban con fines ceremoniales e incluso como observatorios y calendarios astronómico-astrológicos. Entre las muchas pirámides mayas se destacan: Pirámide de Kukulcán en Chichén Itzá, Pirámide de La Danta en Guatemala, yacimiento Maya de El Mirador y las Pirámides de Tikal en Guatemala.

Pirámide de Kukulcán

Chichén-Itzá es el recinto arqueológico más importante de la Riviera Maya, las ruinas han sido declaradas patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Y una de Las Siete Nuevas Maravillas del Mundo. El yacimiento de Chichén-Itzá se localiza en la península de Yucatán, a dos horas de Cancún y 3 horas de Playa del Carmen.

El Templo de los Guerreros, El Observatorio, El Cenote Sagrado, El Juego de Pelota son algunos de los templos más destacados, aunque no hay dudas que el Templo Kukulcán es el que más llama la atención.

La arquitectura de este edificio fue pensada para proyectar luces y sobras sobre diferentes lugares ya predeterminados por el calendario maya. En cada amanecer y crepúsculo de primavera y otoño la esquina de la pirámide proyecta la sombra de una serpiente (Kukulmán).

Chichén-Itzá fue una antigua ciudad cuyas fechas de construcción son aún desconocidas. Sin embargo, si se sabe que Chichén-Itzá era un punto religioso para los mayas, de echo, en la actualidad, la ciudad sigue siendo un lugar sagrado para los nativos de la provincia, además de un destino de peregrinación.

Tikal, la metrópolis maya

Sus templos-pirámide asoman por encima de la frondosa selva guatemalteca, una imagen que evoca el esplendor y el abandono de la ciudad más extensa de la civilización maya clásica.

Tikal no solo fue una de las ciu­dades mayas más grandes y an­tiguas, sino también un ejem­plo muy representativo del auge y la enigmática caída de esta civilización durante su período clásico, entre los siglos III y X. Procedentes del altipla­no de Guatemala, los antepasados de los mayas emigraron al este (Chiapas y Tabasco, en México) y oeste (tierras bajas de Guatemala, Honduras y Belice) en el II milenio a. C. A su paso fundaron aldeas, algunas de las cuales se transformarían siglos más tarde en las primeras ciudades de la cultura maya. Una de ellas fue Tikal, situada en el corazón del bosque tropical del Petén, al noreste de Guate­mala, y habitada desde 800 a. C.

Las pirámides incas eran residencia o morada de algún tipo de deidad, aunque muchas de ellas cumplían además funciones funerarias. También llamadas huacas o guacas son en realidad basamentos piramidales concebidos como residencias de las distintas deidades como las Huacas del Sol y de la Luna en Perú.

Los zigurats mesopotámicos eran enormes templos dedicados a los dioses, pero su acceso estaba restringido a los sacerdotes y sabios que realizaban investigaciones y ritos en su interior. Estos templos escalonados eran una invitación para que los dioses descendieran e iluminasen al ser humano, una escalera entre el cielo y la tierra.

Hay construcciones piramidales en China como la enorme pirámide blanca o la pirámide de Zangkunchong, en Japón los restos sumergidos de Yonaguni, en Grecia la pirámide de Hellenikon, en Francia la pirámide de Falicon y en Tenerife las pirámides de Guimar.

Las pirámides modernas

La Pirámide del Museo del Louvre es una obra situada en el patio del Museo del Louvre, en París, que da acceso al edificio. Fue diseñada por el arquitecto Ieoh Ming Pei. Ha estado sujeta a polémicas, debido al contraste de estilos entre la modernidad del vidrio y el clasicismo del museo, si bien ha servido de inspiración para las ampliaciones de muchos otros museos.

Otras pirámides modernas son: Pyramid Arena en Estados Unidos, Hotel Luxor en las Vegas, Walter Pyramid en Long Beach, Pirámide Transamérica en San Francisco, El Pyramid Arena en Menphis y el Palacio de la Paz y la Reconciliación en Astaná, Kazajistán.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Santiago de Querétaro, Qro., México

©2018 VISIÓN EMPRESARIAL QUERÉTARO