El funeral de la Reina Isabel II en cifras




Se cierra una era para Reino Unido con un majestuoso funeral de Estado celebrado en la Abadía de Westminster encabezado por su hijo y nuevo rey Carlos III y con la presencia de los líderes de casi todos los países del mundo.

Los actos alrededor del funeral de Estado de la reina Isabel II celebrado el lunes 19 de septiembre, culminaron 10 días de luto nacional y fueron vistos por cientos de miles de personas en las calles de Londres y millones de personas en el mundo.

A continuación, algunas de las impresionantes cifras tras la muerte de la monarca de 96 años con un reinado de 70 años quien falleció el 8 de septiembre en el Castillo de Balmoral, su residencia de verano en Escocia.


2000

Dignatarios e invitados acudieron a la Abadía de Westminster para el funeral de Estado, incluyendo al Rey Carlos III, otros miembros de la familia real, así como invitados especiales entre los que se encuentran:


Líderes mundiales

  • Joe Biden y Jill Biden, presidente y primera dama de Estados Unidos.

  • Alexander Van der Bellen, presidente de Austria.

  • Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda.

  • Anthony Albanese, primer ministro de Australia.

  • Gitanas Nauseda, presidente de Lituania.

  • Ranil Wickremesinghe, presidente de Sri Lanka.

  • Frank-Walter Steinmeier, presidente de Alemania.

  • Yoon Suk-yeol, presidente de Corea del Sur.

  • Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.

  • Andrzej Duda, presidente de Polonia.

  • Sergio Mattarella, presidente de Italia.

  • Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.

  • Charles Michel, presidente del Consejo Europeo

  • Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

  • Egils Levits, presidente de Letonia.

  • Paula-Mae Weekes, presidenta de Trinidad y Tobago.

  • Mohammad Shtayyeh, primer ministro de Palestina.

  • Sauli Niinisto, presidente de Finlandia.

  • Katalin Novak, presidenta de Hungría.

  • Michael D. Higgins, presidente de Irlanda.

  • Micheal Martin, Taoiseach (primer ministro) de Irlanda.

  • Andrew Holness, primer ministro de Jamaica.


Casas reales

  • Emperador Naruhito y la emperatriz Masako de Japón.

  • El rey Guillermo Alejandro y la reina Máxima de Holanda.

  • El rey Felipe VI y la reina Letizia de España.

  • Juan Carlos I y su esposa Sofía.

  • El rey Felipe y la reina Matilde de Bélgica.

  • La reina Margarita II de Dinamarca, el príncipe heredero Federico y la princesa heredera Mary.

  • El rey Carlos XVI Gustavo y la reina Silvia de Suecia.

  • El rey Harald V y la reina Sonia de Noruega.


Trabajadores británicos que ayudaron a combatir la pandemia de Covid-19.


800

Invitados a una misa funeraria en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor.



5949

Miembros del Ejército fueron designados para la operación minuciosamente planeada que comenzó desde la muerte de la reina el 8 de septiembre en su residencia en Balmoral en las Tierras Altas de Escocia. Esa cifra incluye a 4 mil 416 miembros del Ejército, 847 de la Armada y 686 de las Fuerzas Aéreas. Además, unos 175 miembros de las Fuerzas Armadas de la Mancomunidad de Naciones han participado en las operaciones.



1650

Al menos esa cantidad de militares estarían involucrados en el cortejo fúnebre con el ataúd de la reina desde la Abadía de Westminster rumbo al Arco de Wellington tras su funeral. Otros mil estarían en las calles durante la ruta de su procesión cuando el féretro llegue a Windsor, 410 militares participarían en el cortejo, 480 montarían guardia en las calles y 150 formarían parte de la guardia de honor y 130 más realizarán otras funciones ceremoniales.


142

Marinos de la Armada Real tiraron del carruaje de armas donde se colocó el ataúd de la Reina el lunes cuando salió del Parlamento para su funeral. cumpliendo una tradición que se remonta al funeral de la reina Victoria en 1901. Es el mismo armón en el que se transportó el féretro de Jorge VI, padre de la reina.



10 mil policías

El subcomisionado de la Policía Metropolitana, Stuart Cundy, dijo que la “enormemente compleja” operación de la Policía es la mayor en la historia de la Policía de Londres, superando los Juegos Olímpicos de 2012 en la que hubo hasta 10 mil oficiales en servicio por día.


262 años

El funeral del Rey Jorge II se realizó en la abadía en 1760 hace 262 años, fecha del último funeral para un monarca británico en la Abadía de Westminster.



36 kilómetros de barricadas

Se colocaron en el centro de Londres para controlar a las multitudes y mantener seguras zonas clave alrededor de las Cámaras del Parlamento, la Abadía de Westminster y el Palacio de Buckingham.


16 kilómetros con puntos de primeros auxilios

Las autoridades han dispuesto una ruta de hasta 16 kilómetros con puntos de primeros auxilios y más de 500 baños portátiles. En la logística colaboran 1.000 funcionarios y participan 30 líderes religiosos de diversas creencias, quienes se acercan a hablar con las personas.


1,000,000

Es la cantidad de personas que se estimas asistieron a Londres para despedirse de la reina. Se proporcionaron 250 servicios de tren extra dentro y fuera de la ciudad.



8 kilómetros

Fue el largo de la fila de las personas que acudieron a la Abadía de Westminster para rendir sus honores ante el féretro de la Reina. La enorme fila se extendía de la parte trasera de las Cámaras del Parlamento sobre el margen sur del río Támesis hacia el Parque Southwark.


125

Cines transmitieron el funeral de la reina en vivo. Así como su retransmisión por distintas cadenas como la BBC, ITV y Sky.



2668

Diamantes, junto con 17 zafiros, 11 esmeraldas, 269 perlas, y 4 rubís, brillan en la Corona de Estado Imperial que se colocó sobre el féretro de la Reina mientras recibía honores de Estado de cuerpo presente.



5 símbolos reales

Sobre el ataúd se encontraba el Estandarte Real, la Corona del Estado Imperial, el Orbe y el Cetro con la "Estrella de África", el mayor diamante tallado del mundo. Así como una corona elaborada por las todas las flores nacionales de los Estados de la Commonwealth.



1 ataúd

El punto silencioso en el meollo de los días de pompa, desfiles y operaciones de seguridad es un solo féretro de roble envuelto en una bandera que lleva a la única monarca que la mayoría de los británicos han conocido en su vida.



8 portadores

Fueron los encargados de sacar el ataúd bajo la atenta mirada de una gran multitud de personas que se encontraban en el lugar. Todos ellos miembros de la Guardia Real y con una altura aproximada al metro ochenta para que el transporte sea completamente parejo.


2

Minutos de silencio al final del funeral en la Abadía de Westminster.



2

Miembros de La Familia Real no llevaron el traje militar: el príncipe Andrés y el príncipe Harry, el resto de los miembros masculinos de la si portaron el traje militar. Un código de vestimenta impuesto por el palacio de Buckingham para los miembros que trabajan para la familia.

De esta forma, como ambos quedaron exentos de sus títulos militares y responsabilidades como miembros, lucieron trajes de chaqué de luto con las condecoraciones civiles y Jubileos de la Reina en los que han participado.


40 años de luto

En Inglaterra, el velo cuenta con un gran significado aparte de estar concebido para otorgar mayor privacidad en estos momentos. Se trata de un símbolo, pues la tatarabuela de Isabel II, la Reina Victoria, lo llevó durante los 40 años que reinó viuda.


2

La tradición real únicamente permite llevar diamantes o perlas durante el luto, pero la reina consorte escogió un llamativo broche con forma de corazón forjado en diamantes y con un zafiro en la parte superior y otros dos en la inferior en forma de lágrima.

Se trata del broche del Jubileo de Diamantes de Hesse y fue un regalo para la reina Victoria por parte de sus nietos.

La princesa de Gales vuelve a homenajear a la reina Isabel II a través de la elección de sus joyas. Principalmente destaca el collar de tres vueltas de perlas y diamantes que ya lució en 2017 con motivo de las bodas de diamante de la reina y el príncipe Felipe, así como en el funeral del duque de Edimburgo. Se trata de una pieza de joyería encargada por la mismísima Isabel II que, además, también lució la princesa Diana en la cena de Estado en honor a la reina Beatriz de Holanda. También llevó el brazalete de perlas que perteneció a Diana.


El gran funeral de la reina Isabel II ha sido un evento al que cuesta encontrarle comparación: una concentración de poder mundial como no se recuerda y un gasto en seguridad que supera todos los récords en Reino Unido. Solo su dispositivo de seguridad ya es el más caro y complejo de la historia.

Todavía no se ha dado una cifra oficial del coste total, que incluya la seguridad y todo lo demás, aunque sí se hacen algunas estimaciones en función de lo que se pagó por despliegues anteriores mucho menores.


Cuando murió la reina madre Isabel en 2002, los costes de seguridad superaron los 5 millones de libras esterlinas. Cuando se casó el príncipe Guillermo con Kate Middleton en 2011, ascendieron a más de 7.



De acuerdo a los expertos sobre el costo de seguridad del funeral de la reina Isabel II estiman con creces esa cifra, ya que se trata del mayor dispositivo de la historia del país.

Eso es así en parte porque el funeral de Isabel II fue mucho más que eso: fue una cita de poder mundial como no se había visto nunca.


Lo que ocurrió en el corazón de Londres es inédito. El guion elaborado por la propia Reina durante décadas se cumplió de forma escrupulosa desde el primer momento. Desde la llegada de los invitados, hasta los minuciosos detalles que a simple vista pueden pasar desapercibidos como la importancia del velo, la elección adecuada de las joyas, y el estricto código de vestimenta que siguieron sus asistentes.

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square