Se cae el Puente de Londres: muere la reina Isabel II



Muere la reina Isabel II de Inglaterra: referente de la monarquía europea.

La soberana fallece a los 96 años, tras siete décadas al frente de la corona británica.


Isabel II es sin lugar a duda el símbolo universal de lo que representa una casa real europea, fue la demostración de que la supervivencia de la institución monárquica depende de la personalidad de quien ostenta la corona. Y la reina fue una combinación perfecta de tradicionalismo, invisibilidad, liturgia, modernidad y una delicada neutralidad constitucional que logró el respeto de los 15 primeros ministros, conservadores y laboristas, que gobernaron en su nombre.

Tras su muerte su hijo Carlos ostentará el título de rey.

A la edad de 25 años la princesa Isabel se convirtió en reina, murió a los 96 años y estuvo en el trono desde 1952, durante más de 70 años, siendo el reinado más largo de Gran Bretaña, superando a su tatarabuela la Reina Victoria.

Fue la monarca más longeva en el mundo tras la muerte del rey Abdulá de Arabia Saudita el 23 de enero de 2015 a la edad de 90 años.

Isabel II nació el 21 de abril de 1926 en una casa situada en el número 17 de la calle Bruton en Londres, una dirección que alberga actualmente un restaurante chino de alta cocina.

La fecha de su cumpleaños se ha señalado cada año con salvas de cañón en Hyde Park, en la Torre de Londres y en el parque real de Windsor, al oeste de la capital. Durante su reinado 15 primeros ministros han rendido sus servicios, de Winston Churchill a Elizabeth Truss a quien recibió hace unos días en el Castillo de Balmoral.


La primera ministra del Reino Unido, Liz Truss, confirmó el deceso de la Reina Isabel II indicando que todo el país está destrozado por la noticia.

“Su majestad la Reina es una parte muy importante para el país, fue la roca en la que se ha basado nuestro país”, dijo la primera ministra que tiene apenas dos días en el cargo.

“Nos dio estabilidad y la fortaleza que necesitábamos, era el espíritu de la Gran Bretaña y su espíritu reinará por siempre”.

Truss dijo que Isabel II fue amada y admirada por todo el pueblo del Reino Unido, y aseguró que la devoción a su deber es un ejemplo para todos.

Destacó que la Reina visitó durante toda su vida más de cien países y finalizó diciendo que es un día de gran pérdida.

“La Reina Isabel II deja un gran legado, hoy le pasa la corona a nuestro nuevo monarca, su majestad el rey Carlos III, ¡Dios salve al Rey!”.


Conoció a 12 presidentes estadounidenses, de Dwight D. Eisenhower a Joe Biden, más de un cuarto de todos los presidentes estadounidenses desde la Independencia. Al único presidente que no conoció durante su reinado fue a Lyndon B. Johnson.

Presenció 20 Juegos Olímpicos de verano y desde que asumió el poder han reinado ocho Papas. La reina Isabel II es la monarca británica que más ha viajado de la historia, ha visitado más de 130 países, recorriendo más de 1,6 millones de kilómetros en viajes oficiales. Dentro de todos los destinos que la reina visitó, fue ido 22 veces a Canadá, por lo que es el país que ha recibido más visitas de la monarca y el que tiene más destinos nombrados en su honor.

El Palacio de Buckingham, Windsor, Balmoral y Sandringham se encuentran entre las residencias reales más conocidas de la monarca, pero existen muchas más. Según las cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas, el 83% de las personas que viven en el Reino Unido no han conocido a otro monarca.

Durante la pandemia fue la ausencia más larga de la monarca de sus deberes oficiales en su reinado de 70 años. La Reina Isabel II también fue Soberana de 15 países en la Comunidad de Naciones: Antigua y Barbuda, Australia, Bahamas, Barbados, Belice, Canadá, Granada, Jamaica, Nueva Zelanda, Papua Nueva Guinea, San Cristóbal y Nieves, St. Lucía, San Vicente y las Granadinas, las Islas Salomón y Tuvalu.

Le sobreviven cuatro hijos, ocho nietos, y doce bisnietos. A lo largo de su vida tuvo unos 30 corgis, su raza de perros preferida. Isabel II también también tuvo caballos purasangre, los primeros los heredó de su padre Jorge VI, que a lo largo de su reinado ganaron más de 1,600 carreras. Debido a una tradición que se remonta al siglo XII, todos los cisnes blancos del país le pertenecen y además es dueña de los delfines y ballenas dentro de los mares en su territorio por lo que si alguno es cazado ella puede reclamarlo.

Envió su primer email en 1976, durante una visita a una base militar, mucho antes de la democratización internet. También inauguró la primera página de internet de la familia real en 1997. En las redes sociales, la reina se unió a Facebook en 2010, envió su primer twit en 2014 y el mes de marzo del mismo año marcó otro hito histórico al publicar por primera vez un comentario en Instagram, con motivo de una visita al Museo de Ciencia de Londres.

La reina siempre mantuvo un estilo muy particular en su modo de vestir, combinando el color de su outfit con el entorno en el que se encontraba, y su dama de compañía siempre guardaba un foulard de seda de la misma tonalidad que su traje para emergencias climáticas. Desde hace varios años, sus apariciones públicas estuvieron marcadas por sus atuendos de colores llamativos por cuestiones de seguridad, pues así destaca entre el público, es mucho más fácil poder verla entre la gente. Esto permite que en caso de emergencias, pueda ser protegida de inmediato. Tuvo 25 damas de compañía, pero solo dos de ellas tienen contacto directo con ella.

Cuando viajaba, siempre llevaba sus propias salsas para aderezar su comida y también su agua “Malvern”. Es la única inglesa que podía manejar sin licencia. Es dueña del diamante rosa más grande del mundo. La Reina y el Duque de Edimburgo estuvieron casados por más de 74 años, desde 1947, fue la primera monarca en celebrar bodas de diamante y su matrimonio fue el más duradero en la historia de la familia real. Aunque no asistía a todos, era anfitriona de cerca de 50 mil eventos al año.


Posó para más de 120 retratos oficiales.

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square