Lugares para visitar en Malasia


Malasia es el corazón logístico del sudeste asiático, es perfecto para cualquier tipo de viajero: se pueden visitar islas preciosas, hacer trekkings en la jungla, recorrer una capital moderna y vanguardista, sumergirse en un mix cultural increíblemente curioso y degustar de una gastronomía inmensa y deliciosa.

Malasia está formada por un crisol de culturas y tradiciones muy distintas: bajo el mismo cielo conviven musulmanes, budistas, hindúes, taoístas y cristianos. Es como viajar por diferentes lugares del mundo sin cruzar fronteras.

Malasia está formada por Malasia peninsular y Borneo. Consta de trece estados y tres territorios federales, con un área de 329 847 km². ​​​ Tiene una población de veintisiete millones de habitantes. ​ Se encuentra cerca del ecuador y su clima es tropical.

Melaka fue uno de los puertos más importantes de toda Asia gracias a su localización estratégica en el estrecho de Malaca (entre Malasia e Indonesia). Por ella transitaron chinos, indios, árabes y europeos, y fue colonia portuguesa, holandesa y británica. De este pasado colonial queda un rastro arquitectónico muy llamativo: pasear por Melaka es como transportarse a un lugar diferente, lejos de Malasia. Otra razón para acercarse a Melaka es visitar su famoso mercadillo del weekend.

Kuala Lumpur

La capital de Malasia es un cóctel de diferentes culturas y religiones que conviven en armonía en una ciudad llena de contrastes. Su antigua arquitectura colonial, los palacios de estilo árabe, la bulliciosa Chinatown o los templos hindúes comparten espacio con edificaciones más modernas y grandes rascacielos.

Torres Petronas

Con 452 metros de altura, son las torres gemelas más grandes del mundo. Cuenta con 88 pisos, aunque los viajeros sólo pueden subir hasta el puente que las une, a 170 metros. Este mirador nos permite obtener una de las mejores vistas de la ciudad. El nombre de Petronas se lo debe al Petroliam National Berhad de Malasia. Este es, sin duda, el icono de Kuala Lumpur y visita ineludible.

Torre Kuala Lumpur

Esta torre de comunicaciones se encuentra a pocos metros de las Petronas, en el mismo barrio de Gran Jalan Ampang. Cuenta con 421 metros de altura y te permiten subir hasta los 276 aunque, su principal inconveniente es que desde este mirador únicamente se ve una de las torres gemelas. La otra queda tapada por su hermana.

Bukit Nanas Forest Reserve

Es el corazón verde de Kuala Lumpur, un enorme parque de más de 10 hectáreas donde podremos ver selva tropical autóctona. De hecho, es una de las reservas más antiguas del país. En ella se pueden realizar tours guiados, para ello puedes comprar las entradas en la torre Kuala Lumpur.


El Parque Nacional del Taman Negara es una de las selvas más antiguas de todo el planeta: con 130 millones de años. Lo más típico aquí es contratar algún trekking, de uno o varios días, y explorar a fondo su ecosistema. Estas excursiones suelen incluir paseos en barca por el río para adentrarte en la selva, caminatas por puentes colgantes (canopy), noche en alguno de los refugios colocados estratégicamente para observar animales nocturnos.


Georgetown (Penang) es el lugar perfecto para los amantes del arte urbano: sus calles están llenas de murales, esculturas de hierro y street art que mezcla graffitis y objetos cotidianos como bicis, motos y columpios. Es una ciudad de lo más original, que ha sabido transformar el arte en su principal atractivo y señal de identidad.

Chinatown

Es uno de los barrios más vivos de Malasia. En él encontraremos un gran mercado donde comprar imitaciones de muchas de las marcas internacionales. También hay varios restaurantes, puestos callejeros de comida y gran diversidad de artículos.

Mezquita Masjid Negara

Es la mezquita nacional, actualmente la más importante de la ciudad. Su principal característica es su arquitectura, mucho más modernista y de la que sobresale una cúpula con forma de estrella que representa los pilares del islam.

Templo Thean Hou

Este templo chino de seis niveles abarca elementos del taoísmo, budismo y confucianismo. Su grandiosa arquitectura, que mezcla lo tradicional con el modernismo, lo ha convertido en uno de los mayores puntos de interés turístico de la ciudad. Está abierto al público desde su inauguración en 1989.

Templo Sri Mahamariamman

Es el templo hindú más antiguo de Malasia, y también uno de los más impresionantes. Se construyó en 1873 y lo que más llama la atención es la cantidad de dioses que están representados en su fachada. Asimismo, en sus interiores podremos encontrar a algunos de ellos, todos rodeados de flores y ofrendas.

Mercado central

Es el mercado principal de Kuala Lumpur, un lugar lleno de vida y de tiendas de diferentes tipos. Cuenta con más de 200 puestos. También hay variedad de restaurantes y

Plaza Merdeka

Esta enorme explanada es la plaza de la Independencia, el lugar donde el 31 de agosto de 1957 la bandera de Gran Bretaña fue sustituida por la de Malasia. En la primera quincena de junio, aquí es donde se celebra el cumpleaños del rey, por lo que por la plaza se pueden ver a los militares desfilando.

Monte Kinabalu

Alcanzar la cima del punto más alto de todo el sudeste asiático es un must en un viaje a Malasia. Desde su cima se puede apreciar uno de aquellos amaneceres que jamás se olvidan. Tampoco será fácil de olvidar las agujetas de los siguientes días. El problema no está solo en tu estado físico, subir al Monte Kinabalu.

Desde los famosos satay (pinchos de carne a la brasa bañados en salsa de cacahuetes) hasta los platos más exóticos como el hokkien mee (noodles preparados con salsa de soya, carne, repollo y corteza de cerdo) y los deliciosos rotis. La comida de Malasia es espectacular, el secreto está en que las 3 principales etnias (malayos, chinos e indios) han sabido crear sabores únicos y deliciosos.

Borneo es una de las mejores zonas del mundo para poder conocer más de cerca los orangutantes y su entorno. Estos animales, en vía de extinción, se encuentran en una situación de peligro constante por culpa de la tala masiva de bosques en favor de las plantaciones de palma (para obtener el aceite de palma). Se pueden visitar varios centros de recuperación de orangutanes, que hacen una labor excelente, como Sepilok Orangutan Rehabilitacion Center y Semenggoh Wildlife Center.

Las Cuevas de Batu, a poca distancia de Kuala Lumpur, es uno de los rincones más emblemáticos y culturalmente interesantes de Malasia. Se trata de un complejo de cuevas naturales y templos hindúes que reciben a más de 1 millón de peregrinos cada año. En la entrada se encuentra una estatua de 42 metros de altura del Dios hindú Muruguan, hijo de Shiva y Parvati, al cual está dedicada la cueva principal. Para hay que subir 272 escalones tallados en la ladera de la roca.


Las tierras altas de Malasia (Cameron Highlands) son el lugar perfecto para tomarse unos días de desconexión total. Aquí, entre plantaciones de té, aire fresco y senderos, podrás descubrir la cara más verde de Malasia.

Langkawi es una de las islas más populares del país. Cuenta con paisajes de montañas, manglares, cascadas y playas.


Perhentian Besar cuenta con aguas de un color turquesa vivo y un paisaje que incluye arena harinosa, rocas redondeadas y exuberante vegetación.


Juara Beach, una bonita playa de arena dorada y aguas cristalinas situada al este de Tioman.






Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square